LA NECESARIA MEDIACIÓN INTERNACIONAL: CONFLICTOS ACTUALES EN EL MUNDO, ¿LOS CONOCES?

Recientemente nuestro despacho de abogados  se internacionaliza con el quedo firmado con Faris Asesores en Aguascalientes MÉXICO, por eso nos atrevemos a escribir este post que esperamos sirva para pensar que hoy en día ya no existen fronteras física sino aquellas que pone La inteligencia artificial.

 En uno de los mapas que nunca nos gustaría ofrecer como cuaderno de viajes, podemos ver el alto nivel de conflictividad que asola el mundo y en el que las Instituciones Internacionales están abocadas a trabajar de forma inmediata mediante la “mediación y la negociación internacional”.

Muchas veces los abogados nos quedamos en la esencia personal de la gestión de conflictos, pensando quizás en lo difícil de la implantación de la “cultura del acuerdo” en nuestra propias fronteras, pero desde que tengo el gran honor de presidir un Foro Internacional de Mediadores Profesionales, mis propios compañeros de “viaje” me han enseñado que ya no hay fronteras y que como bien reza el slogan de mi Universidad Loyola: “el mundo es tu casa”.

Y viajando por el mundo me gustaría llamaros la atención a los conflictos existentes en pleno 2019, porque todos ellos están tan lejos y tan cerca que no podemos obviar.

En Sudán del Sur, en Uganda, el campo de refugiados de Acnur, es una “ciudad efímera de unas 100.000 personas”, que huyen de la guerra en Sudán del Sur, una de las más violentas de este siglo. Incluso a pesar de que en 2018 se gestionó un “acuerdo de Paz” entre los propios líderes del país, siguen existiendo violaciones continuadas de los Derechos Humanos. Siguen embarcados en una gran guerra civil. Según nos indican muchas publicaciones, algunos expertos afirman que la lucha por el poder tiene razones económicas debido a que Sudán del Sur es uno de los productores más importantes de petróleo y, además, cuenta con numerosos yacimientos de oro, plata, diamantes, zinc, volframio, cobre, cromo…

Afganistán es otro de los focos desde hace años, que cada aniversario recordamos desde los atentados del 11 S en Estados Unidos. La guerra estalló en este lugar en el 2001. Gobierno Afgano y talibanes continúan a día de hoy en pie de guerra, ya que estos no cesan en su empeño de atacar puestos militares y a la propia población civil. La decisión de la Administración Trump de evacuar el grueso de las tropas de Afganistán, la guerra más extensa de la historia de Estados Unidos, y de desentenderse de Irak, están creando cada vez más caos con el potencial peligro de que estos territorios terminen siendo nuevamente campos de entrenamiento de terroristas. A pesar de todo ello se produjo a mediados de 2018 un alto al fuego con ocasión de la celebración del final del Ramadán, algo que nos duró mas de 3 o 4 dias, por lo que en ningún momento podemos decir que cesara la guerra.

La violencia es continua y el final de la misma se antoja al día de hoy imposible, ya que está arraigado en cada familia afgana. . El ISIS aún tiene bajo su control algunas comunidades remotas y parcelas del desierto en ambos países mientras aumenta su presencia tanto en Afganistán como en Libia.

En Nigeria nos encontramos con la violencia de Boko Haram donde se ha producido casi 2 millones de desplazamientos internos, de personas que han abandonado sus casas ante la violencia del grupo Islamista. La violencia existente en el país causo muchas victimas, hasta el punto de estar al día de hoy cifradas en unas 50.000. Un país asolado por la guerra, la hambruna y la continua violación de los derechos humanos, sobre todo de personas de religión musulmana y de niñas y mujeres de todas las edades, razas y creencias.

En Turquía, el problema viene de lejos. Es un problema étnico que desde 1984, el Partido de los Trabajadores Kurdos, lucha contra el estado turco para reclamar mayores derechos culturales y políticos. El conflicto entre Estado y PKK, ha causado numerosas víctimas y sobre todo llevó a que el Gobierno ”tachara” de grupo terrorista al mencionado Partido.

Birmania es también lugar obligado de “este viaje por la conflictividad internacional” ya que tiene un gran conflicto abierto desde hace pocos años de carácter religioso, donde surgen asesinatos indiscriminados y el saqueo y sabotaje de pequeños nucleos urbanos, entre la comunidad musulmana y la budista . Hasta tal punto ha sido asi, que Naciones Unidas hablaba de “limpieza étnica” para establecer la actividad del Gobierno Birmano. Así, la comunidad Roghinyá se ha visto obligada a cruzar la frontera y refugiarse en Bangladesh.

Uno de los conflictos que mas trascendencia tuvo recientemente ha sido en Siria donde “la herida permanece abierta”. El número de refugiados y desplazados internos no es comparable a ningún otro conflicto del siglo XXI.

Según datos de ACNUR, “Antes de la guerra, en Siria vivían 20 millones de personas. De todas ellas, al menos 278.000 han muerto, 6 millones han cruzado la frontera y otros 7 millones han abandonado sus casas para trasladarse a otras zonas del país menos conflictivas”.

En Yemen tenemos una crisis humanitaria desatada por el conflicto entre el gobierno, apoyado por los sauditas, y los “rebeldes huties, que tienen el soporte de los iraníes”, es en este momento la más grave del mundo., podemos decir que casi 6 millones de yemeníes se enfrentan a una “grave inseguridad alimentaria aguda”, según la ONU. Eso significa que uno de cada dos yemeníes no tiene suficientes alimentos. Los combates comenzaron a fines de 2014.

Más recientemente en Venezuela el remanente del populismo latinoamericano enfrenta un año convulso que lo aproxima un poco más al abismo. Nicolás Maduro en la presidencia de Venezuela sin el reconocimiento de casi todos los países del continente hace que los niveles de inflación ya alcanzan cifras escalofriantes y la pobreza tortura a casi el 80% de la población, se registran casos de enfermedades erradicadas como la difteria, y la ONU cree que en este 2019 otros tres millones de venezolanos intentarán huir del país.

Ante todos estos conflictos tenemos que decir que los instrumentos de acción colectiva prevista por los paises, como el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, están paralizados casi sin poder de reacción. Y los de responsabilidad colectiva, como la Corte Penal Internacional, son ignorados y menospreciados, lo que nos lleva a la inexorable necesidad de MEDIACION INTERNACIONAL. Organismos de Mediación.

Ante todo esto en este artículo que no ha supuesto más que recopilar investigaciones realizadas para ver nuestro panorama actual de conflictividad, tenemos que decir que a veces el árbol no nos deja ver el bosque o, en este caso, el exceso de información por los numerosos medios que existen en la actualidad, nos impide conocer de verdad estos problemas, por qué se han producido y, lo más importante de todo: qué podemos hacer entre todos para conseguir rebajar la conflictividad internacional.

Por eso desde estas páginas no puedo decir otra cosa más que tu papel como abogado COLABORATIVO es importante. Y lo es en cuanto que las vías de solución a los conflictos internacionales están en manos de los Estados y organismos internacionales, pero todo empieza desde nuestra Tribuna, desde nuestra posición; siendo conscientes que las grandes obras se han realizado gracias a pequeños inicios y más cuando millones de personas sufren con los conflictos que hemos mencionado. Nuestra casa es el mundo y desde nuestra atalaya… creamos lideres para el mundo. Cirineo Abogados lo tiene muy claro, apuesta por el despacho internacional y tu?.

Deja un comentario